domingo, 26 de abril de 2015

GENTE POBRE



No sabemos lo que tenemos. O por lo menos no lo valoramos.

Mi admiración y mi respeto a la gente muy pobre que a base de sufrimiento, trabajo duro y ahorro extremo consiguen salir adelante en sus países.

Falta añadir en esta historia que el desencadenante de la situación fue que al más joven de los chinos un día su hijo le vino contando que había visto a un compañero con una naranja y le preguntó a qué sabía. Desde ese momento se dijo que tenía que hacer algo para que su hijo algún día probara una naranja y así inició el trabajo con el ciego.



Busca tu buena suerte, Hermano. Cada día nada más levantarte por la mañana, piensa: "Éste va a ser un día de suerte".

2 comentarios:

  1. Muchas gracias como siempre.
    Sigo la mayoría de blogs de IF y este por su sencillez y motivación me gusta mucho.
    Tienes pagado un café :)

    ResponderEliminar
  2. Me uno al agradecimiento por tus entradas diarias.
    El vídeo de hoy me ha parecido estupendo. Es una historia admirable de coraje y superación.

    ResponderEliminar

¿DONDE ESTAMOS 2016?

¿DONDE ESTAMOS  2016?
CREO QUE "EN LA TELE DICEN..."