domingo, 7 de diciembre de 2014

¿Tiene relación la obesidad con la pobreza?



Hago el comentario con el mayor respeto por todo
el mundo, sólo me interesa el fondo del asunto.

¿Son más pobres los obesos, o los obesos son más pobres?

Los ricos tienen acceso a gimnasios, sanidad privada, más cuidados, más vigilancia y prevención,aunque habrá excepciones, por supuesto, pero seguramente tienen una vida media más larga. Y son más delgados.

El barrio con más obesidad de España está en una ciudad muy importante de las Islas Canarias y es uno de los más pobres de las islas. Lo descubrieron hace poco con unas estadísticas médicas y les hicieron un seguimiento sobre qué comían.

Como vivían de la ayuda social tenían que recurrir a las ofertas del hipermercado más próximo y casi todo era comida basura o bollería industrial. Te sacia y no necesitas comer otros productos como verdura o fruta, un lujo en sus circunstancias.

¿Qué es lo que comes a lo largo de un mes?. Te va a dar muchas respuestas sobre dónde estás en la escala social.

Por supuesto habrá excepciones, hablo en términos estadísticos.

Para reflexionar.

4 comentarios:

  1. Pues no sé. Yo compro principalmente ensaladas y, aparte que lo hago por salud y estética, me encanta hacerlo porque creo que es lo más barato que puedo comer (cada día soy más tacaño, uf). Ciertamente, es más barato que comer carne. Y la bollería (que de vez en cuando me doy un gusto con ella) también creo que es muy cara. En cuanto a la llamada comida basura, si es lo mismo que la comida rápida, creo que hoy en día alcanza unos precios bastante equivalentes a lo que puedas comer en un restaurante normal. Al menos en mi ciudad (pequeña y más barata que "la capital").

    Mi opinión, que posiblemente más que opinión hay que llamarla prejuicio, es que la gente, cuanto peor formación tenga, peores elecciones hace. Tanto en alimentación, como en finanzas (que es a lo que vamos aquí) como en formación (y aquí entramos en un círculo vicioso en el que está metida mucha gente).

    Un saludo.

    P.D: A ver si esta semana hago alguna comprilla, quizás de una petrolera americana o inglesa, mientras los precios se mantienen baratos. DividendDogma me ha puesto en el foco a BHP Billinton, y me ha gustado lo que he visto, pero ahora mismo parece un cuchillo cayendo.

    ResponderEliminar
  2. También esta aumentando la diabetes por lo mismo.

    Como dicen en el articulo "Hoy en día es más barato y más sencillo comer mal que comer bien" y "La diabetes se relaciona con la riqueza y se ha visto que se dan más casos entre las clases más bajas".

    Como no se pueden enlaces, en elmundo mirar el articulo "La crisis, aliada de la diabetes".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Queria hacer un comentario sobre lo que dice Ares, Creo que yo tambien me estoy volviendo mas tacaño desde que leo este y otros blogs. Creo que en mi caso es bueno y lo necesitaba, solo espero no pasarme de rosca. Que ya se sabe que cuando una cosa te gusta se entra como un toro. Lo importante es que no me pase de la epoca de tacañeria al despilfarro. El truco esta en la constancia supongo. Y este blog ayuda a ver constantes, para mi es casi como una terapia.

    ResponderEliminar
  4. Hermanos, no admitamos que nos llamen tacaños o avaros los mismos que viven endeudándose o que no ahorran con la esperanza (en parte fundada) de que al final el Estado les dé una paguita arrancada a los demás por la fuerza de los impuestos.

    Con el paso del tiempo, me doy cuenta de que los seres humanos necesitamos pocas cosas. Tengo algún que otro abrigo desde hace más de 15 años y no siento necesidad de tirarlo para comprar uno nuevo. Prefiero tiempo para leer, escuchar música y escribir que para ir de cena con amigotes hasta las 4 de la madrugada.

    Se puede ahorrar, invertir y, a la vez, no vivir como Ebenezer Scrooge. Por ejemplo, he comprado entradas para ir con mi mujer y unos amigos a un concierto de Navidad: el Mesías de Haendel, que me encanta. Por ejemplo, nos vamos dos días a un parador con una oferta. Por ejemplo, he comprado una película clásica (La princesa prometida) por Amazon para mi hija, más barata que El Corte Inglés y Fnac.

    Pero no salimos de cotillón ni compramos los regalos más caros (perfumes, videojuegos...) que anuncian las televisiones.

    Se trata de vivir con lo que te gusta, pero sin caer en las trampas del consumismo y la publicidad.

    (En los Burguer sirven ensaladas muy completas... pero a 5 € y pico. Un poco más y te cobran lo mismo que en los Vips.)

    ResponderEliminar

¿DONDE ESTAMOS 2016?

¿DONDE ESTAMOS  2016?
CREO QUE "EN LA TELE DICEN..."